Archivo de la etiqueta: Sabías que…

¿Sabías qué Ana Diosdado tendrá una plazuela en Lavapiés?

Ana Diosdado | Buenos Aires, 1938 - Madrid, 2015 | Dramaturga, actriz y escritora española-argentina
Ana Diosdado | Buenos Aires, 1938 – Madrid, 2015 | Dramaturga, actriz y escritora española-argentina

Por unanimidad, el Pleno de la Junta Municipal del distrito Centro aprobó la propuesta de Jorge García Castaño,  concejal presidente, para elevar “a la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, la asignación de ‘Plazuela de Ana Diosdado’ al espacio situado entre los inicios de los viales Argumosa y Valencia, frente al número 1 de esta última calle”.

De modo que la dramaturga, escritora y actriz Ana Diosdado tendrá un nuevo espacio en Lavapiés.

Una nueva plazuela que se suma a las creadas recientemente en el barrio de Lavapiés con los nombres de destacados artistas y escritores como Arturo Barea, Gloria Fuertes o Manolo Tena.

Plazuela de Ana Diosdado en Lavapiés

La iniciativa de la ‘Plazuela de Ana Diosdado’ partió de una solicitud presentada por el Centro Dramático Nacional. Y para honrar la memoria de la dramaturga, actriz y escritora que falleció el 5 de octubre de 2015.

Así, la elección de este espacio ubicado en el corazón del multicultural y diverso barrio de Lavapiés no es casual. Porque en esta plazuela de Ana Diosdado se levanta el Teatro Valle Inclán, una de las 2 sedes del Centro Dramático Nacional. Y dedicado en especial a la programación de autores españoles actuales. De modo que se trata del rincón perfecto para recordar a la autora española-argentina.

Ana Diosdado: una mujer del teatro

Ana Isabel Álvarez-Diosdado Gisbert nació en Buenos Aires en 1938. Donde Enrique Diosdado e Isabel Gisbert, sus padres actores, permanecían exiliados tras el estallido de la Guerra Civil Española. Y su madrina fue la famosa actriz Margarita Xirgu. Así, desde muy temprano, estuvo vinculada al mundo del teatro. Más tarde llegaría su vocación literaria, iniciados ya sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid.  Y, con solo 24 años, se presentó al Premio Planeta 1962 con su novela ‘En cualquier lugar, no importa cuándo’.

En los años 70 comenzó a escribir guiones de televisión, alcanzando uno de sus mayores éxitos con ‘Anillos de Oro’. Además fue una de las protagonistas de la popular serie que cosechó numerosos premios. Después vendrían obras como ‘Los ochenta son nuestros’‘Cristal de Bohemia’ o ‘La imagen del espejo’. Y por las que, entre otros, recibió en 2013 el Premio de Honor en la 16ª edición de los Premios Max.

¿Sabías qué Eloy Gonzalo no murió en Cascorro?

Eloy Gonzalo García | Con uniforme de soldado en la Guerra de Cuba | Hacia 1896
Eloy Gonzalo García | Con uniforme de soldado en la Guerra de Cuba | Hacia 1896

En la noche del martes 1 de diciembre de 1868, alguien dejó un pequeño bulto a la puerta de la Inclusa de Embajadores en el Barrio de Lavapiés  de Madrid. El pequeño, recién nacido, llevaba una simple manta que lo envolvía y una escueta nota: “Se llama Eloy Gonzalo García, está sin bautizar y es hijo de Luisa García”.

Aunque se creía que era natural de Madrid, hoy sabemos que había nacido ese mismo día en el pueblo de Malaguilla, Guadalajara.

Pero Eloy Gonzalo pasó pocos días en la inclusa madrileña pues fue trasladado al orfanato de Peñafiel. Allí fue adoptado por el matrimonio formado por Francisco Díaz Reyes y Braulia Miguel.

El padre era guardia civil y así el niño pasa sus primeros años entre San Bartolomé de Pinares (Ávila), Robledo de Chavela y Chapinería. A su muerte quedo de nuevo huerfano con 11 años. Pero fue acogido por una familia de Chapinería con la que estuvo hasta su ingreso en el Ejército, a los 21 años.

Carrera frustrada en el ejército

Eloy Gonzalo ejerció diversos oficios para subsistir, pero al final solo vio una salida en el ejército donde sentó plaza en 1889 en el Regimiento de Dragones de Lusitana nº. 12. En 1891, siendo cabo, pidió su traslado al Cuerpo de Carabineros y fue destinado al puesto de El Cachón de Jimena, Cádiz.

En 1893, a punto de casarse, fue arrestado por amenazar con su arma a un teniente con el que su novia le era infiel. El subsiguiente Consejo de Guerra le condenó a 25 años y 1 día de prisión militar mayor con expulsión del cuerpo, ingresando por ello en el Presidio Militar de Valladolid.

Pero en 1895, gracias a un Real Decreto que permitía alistar a presos, Eloy Gonzalo García pide el reingreso y es destinado al Regimiento de Infantería María Cristina nº. 63, con base en la localidad de Puerto Príncipe, provincia de Camagüey, en la isla de Cuba, adonde llega en noviembre de ese año.

Héroe de Cascorro

Soldados españoles en Cuba | Finales del siglo XIX
Soldados españoles en Cuba | Finales del siglo XIX

El 22 de septiembre de 1896 una partida de unos 3.000 insurrectos, al mando de Máximo Gómez y Calixto García, 2 de los líderes rebeldes cubanos, cercó el pueblecito de Cascorro, no lejos de Puerto Príncipe, a unos 60 kilómetros de La Habana. Allí se hallaba destacado el Primer Batallón del regimiento, compuesto por 170 soldados españoles, entre los que se encontraba Eloy Gonzalo García, al mando del capitán Francisco Neila y Ciria, natural de Extremadura, un experimentado militar que ya contaba en su hoja de servicios con 2 cruces al mérito en combate con distintivo rojo.

El bombardeo de los cañones de los manises insurrectos era constante y las bajas se sucedían a diario. Sin embargo, a pesar de la petición por parte del enemigo de que rindieran la plaza, el capitán Neila decide resistir a toda costa.

El 26 de septiembre la situación del destacamento español se hizo tan comprometida que la única solución era volar un bohío, casa rural típica de la zona, desde donde causaban graves daños a la guarnición. Eloy Gonzalo se presentó voluntario para prender fuego a la posición de los insurrectos cubanos. Y cuenta la leyenda que pidió ser atado con una cuerda para que su cuerpo pudiera ser recuperado, si caía herido o muerto.

Así, armado con su fusil y con una lata de petróleo, y atado con una cuerda, se deslizó hacia las posiciones insurrectas, prendiéndoles fuego y regresando indemne a su posición, que fue liberada pocos días después por una columna española al mando del general Adolfo Jiménez Castellanos.

La muerte de un soldado

El soldado Eloy Gonzalo García fue condecorado por su acción con la Cruz de Plata al Mérito Militar, pensionada con 7,50 pesetas mensuales. También la recibió el soldado Carlos Climent Garcés, natural de Algemesi (Valencia), que salvó las vidas de varios de sus compañeros heridos llevándolos a la enfermería en medio de los tiros de los mambíses. El capitán Francisco Neila y Ciria fue ascendido a comandante y condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

Después Eloy Gonzalo participó con su regimiento en diversas acciones militares. Hasta su muerte, el 18 de junio de 1897, en el Hospital Militar de Matanzas a consecuencia de alguna de las enfermedades que causaban una gran mortandad en las tropas españolas. Pudo ser disentería, malaría, paludismo o fiebres tropicales.

El reconocimiento del héroe

Eloy Gonzalo | Héroe de Cascorro | 1946 | Martínez Carbonero | Museo del Ejército | Toledo
Eloy Gonzalo | Héroe de Cascorro | 1946 | Martínez Carbonero | Museo del Ejército | Toledo

Sus restos fueron repatriados en el vapor San Ignacio llegando a Santander en diciembre de 1898 junto a los restos de los generales Santocildes y Vara del Rey, que también tiene su plaza en El Rastro de Madrid, casi en Lavapiés. Su cuerpo reposa en un mausoleo del Cementerio de la Almudena de Madrid junto a los de otros muertos en las guerras de Cuba y Filipinas.

El mismo año de su muerte el Ayuntamiento de Madrid decidió homenajear a este héroe dando su nombre a una calle en el barrio de Chamberí y sufragando una escultura.

La estatua de Eloy Gonzalo, ‘el héroe de Cascorro’, esculpida por el escultor segoviano Aniceto Marinas y con el pedestal del arquitecto madrileño José López Sallaberry, fue inaugurada en 1902 por Alfonso XIII en la plaza de El Rastro, desde 1913 plaza de Nicolás Salmerón. Y en 1941 pasó a llamarse plaza de Cascorro, como siempre la habían llamado los madrileños.

¿Sabías que el IPV mide la evolución de los precios de compraventa de viviendas?

El Índice de Precios de Vivienda (IPV), que publica el Instituto Nacional de Estadística de España (INE) tiene como objetivo la medición de la evolución de los precios de compraventa de las viviendas de precio libre, tanto nuevas como de segunda mano, a lo largo del tiempo.

La fuente de información utilizada por el INE para elaborar el IPV procede de las bases de datos sobre viviendas escrituradas que proporciona el Consejo General del Notariado, de donde se obtienen los precios de transacción de las viviendas, así como las ponderaciones que se asignan a cada conjunto de viviendas con características comunes.

La muestra utilizada para esta estadística que nos dará el IPV trimestral comprende todas las viviendas escrituradas en el trimestre de referencia.

El Instituto Nacional de Estadística de España realiza el proceso de diseño y desarrollo del Índice de Precios de Vivienda de forma coordinada con la Oficina de Estadística (Eurostat) de la Unión Europea.

El calendario previsto de publicación del IPV por el INE para el último trimestre de 2016 y los 3 primeros del año 2017 es el siguiente:

  • Miércoles 8 de marzo de 2017: Trimestre 4/2016
  • Jueves 8 de junio de 2017: Trimestre 1/2017
  • Viernes 8 de septiembre de 2017: Trimestre 2/2017
  • Jueves 7 de diciembren de 2017: Trimestre 3/2017

Como venimos haciendo hasta el momento, desde La Casa en Lavapiés, daremos cuenta  de esta información, junto con otras noticias de tu interés en nuestra sección Mercado Inmobiliario:

¿Sabías qué Arturo Barea tendrá una plaza en el barrio de Lavapiés de Madrid?

Arturo Barea exiliado en Londres ante un micrófono de la cadena BBC de radio
Arturo Barea exiliado en Londres ante un micrófono de la cadena BBC de radio

El Pleno de la Junta Municipal de Centro, del miércoles 30 de noviembre de 2016, aprobó elevar a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid la asignación del nombre ‘Plaza de Arturo Barea’ al espacio situado entre las calles de Tribulete, de Sombrerete y de Mesón de Paredes, frente a las Escuelas Pías de San Fernando en las que fue alumno el autor de ‘La forja de un rebelde’. Un espacio conocido de forma popular como ‘Plaza de la Corrala’ en el barrio de Lavapiés.

“Queríamos rendirle homenaje poniendo su nombre a un espacio del barrio de Lavapiés, de donde fue vecino, procurando no cambiar la designación de ninguna calle. Consultando la cartografía del Ayuntamiento de Madrid descubrimos que esta plaza carecía de nomenclatura y estuvimos de acuerdo en que era el lugar adecuado”, señala Jorge García Castaño, concejal presidente del distrito de Centro, que añade “al tratarse de una nueva asignación y no de una modificación, no supondrá ningún cambio en la numeración vigente de los viales colindantes y/o anejos”.

Arturo Barea

'La forja de un rebelde' | Trilogía de Arturo Barea | Primera edición en castellano | Losada, Buenos Aires, 1951 | Portadas
‘La forja de un rebelde’ | Trilogía de Arturo Barea | Primera edición en castellano | Losada, Buenos Aires, 1951 | Portadas

Nacido en Badajoz en 1897, Arturo Barea se trasladó muy joven a Madrid, ciudad en la que pasó gran parte de su vida. Tras las Guerra Civil, se exilió en Inglaterra donde falleció en 1957. Su trilogía autobiográfica ‘La forja de un rebelde’ narra su juventud en el madrileño barrio de Lavapiés y es considerada como una de las mejores crónicas de la España de comienzos del siglo XX.

ArturoBarea fue uno de los miles de exiliados que, con motivo de la Guerra Civil, tuvieron que abandonar España para no regresar jamás. La imposibilidad de ese regreso despertó la necesidad de rememorar los espacios de la ciudad que le vio crecer, en especial en Lavapiés,  su barrio.

Esta necesidad de recordar tiene un doble objetivo, por un lado luchar contra el olvido, y por otro intentar comprender las causas que condujeron a su país y a su pueblo al horror de la guerra. Sus recuerdos de Madrid se materializarán en su obra más aclamada, la trilogía ‘La Forja de un rebelde’.

Plaza de Arturo Barea

La propuesta de recordar a Arturo Barea dando su nombre a una calle o plaza en el barrio del ‘Avapiés’, como él mismo lo denomina erróneamente en su obra, nace de una petición popular promovida por sus lectores a través de una plataforma de peticiones en la Red.

Iniciativa que desde el principio contó con el apoyo de hispanistas, periodistas y escritores españoles y británicos como William Chislett, Paul Preston, Antonio Muñoz Molina o Elvira Lindo: “La belleza de su obra sobre la ciudad y su gente y la desgarrada sinceridad de su relato sobre la Guerra Civil en Madrid, justifican recordar y recuperar el espíritu humanista y reconciliador de Barea”, destacaba la petición online.

Paseos Literarios por Lavapiés

'Arturo Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés' | Recorridos urbanos y talleres | Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal | Diciembre 2016 y enero 2017 | Cartel
‘Arturo Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ | Recorridos urbanos y talleres | Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal | Diciembre 2016 y enero 2017 | Cartel

Con motivo del nombramiento de la Plaza de Arturo Barea y en reconocimiento a la figura del autor, el distrito de Centro va a organizar, a partir del sábado 10 de diciembre de 2016, unos recorridos urbanos y talleres con el título ‘Artura Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ para poner en relieve su vinculación con el multicultural y diverso barrio madrileño.

El hilo conductor de los recorridos urbanos, a cargo de LaLiminal, será la vida y obra del autor. Se realizarán los fines de semana de diciembre de 2016 (10, 11, 17 y 18 ) y de enero de 2017 ( 7 y 8 ) en horario de mañana y de tarde y tendrán una duración de 2 horas.

Con ‘Artura Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ el distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal proponen un recorrido por el barrio de Lavapiés en el que se pasearán sus calles a través de los recuerdos que Arturo Barea narra en ‘La forja de un rebelde’: su vida cotidiana, sus juegos, las profesiones que primaban en el barrio, las condiciones de vida, las desigualdades sociales del Madrid de la época, serán algunos de los temas tratados.

El recorrido urbano y literario por Lavapiés culminará en una sesión de taller en la que se propondrán debatir sobre qué personajes y acontecimientos deberían ser señalizados en la ciudad de Madrid, y luego se producira en colectivo una placa conmemorativa a la memoria de Arturo Barea que se colocará en las calles del barrio de Lavapiés.

¿Sabías que se amplió el Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2013-2016?

Íñigo Joaquín de la Serna Hernáiz | Ministro de Fomento | Gobierno de España | 2016
Íñigo Joaquín de la Serna Hernáiz | Ministro de Fomento | Gobierno de España | 2016

Según un comunicado de Europa Press, Íñigo Joaquín de la Serna Hernáiz, el recién nombrado titular del Ministerio de Fomento, anunció en el Senado una prórroga del Plan Estatal de Fomento del Alquiler de Viviendas, la Rehabilitación Edificatoria y la Regeneración y Renovación Urbanas 2013-2016, aprobado en abril de 2013 y conocido como Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación (PEVR), que vence a final de año.

El ministro de Fomento añadió que el Gobierno ultima un Real Decreto por el cual se evitará que “el 1 de enero [de 1997] se suspendan las subvenciones” a la vivienda. Así, la cifra de familias que reciben la subvención de hasta 200 euros para pagar el alquiler subirá a 100.000, gracias a esta ampliación, que el Consejo de Ministros del Gobierno de España aprobará antes de final de año.

La iniciativa de subvencionar el alquiler, en vez de adjudicar viviendas sociales en propiedad, fue bien recibida por todos los agentes sociales, incluso por la mayor parte de la oposición al Partido Popular en la Cámara Alta.

Mediante el Plan Estatal de Vivienda y  Rehabilitación 2013-2016, el Ministerio de Fomento sufraga entre un 33 y un 40 por ciento de la renta mensual a familias que arrienden viviendas por menos de 600 euros y con ingresos menores de 22.365 euros anuales.

Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación | Ministerio de Fomento | Gobierno de España | Concertación distintos agentes
Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación | Ministerio de Fomento | Gobierno de España | Concertación distintos agentes

Íñigo de la Serna afirmó también que esta prórroga de un año permitirá al Ministerio de Fomento destinar al alquiler y rehabilitación más de 321 millones de euros en 2017, a los que hay que sumar los cerca de 90 millones que cofinancian las comunidades autónomas y los 458 millones de inversión privada inducida, lo que totaliza una inversión cercana a los  870 millones de euros. Además, en 2017 más de 70.000 familias continuarán recibiendo ayudas de subsidiación a sus préstamos hipotecarios para la adquisición de una Viviende de Protección Oficial (VPO), para lo que se dedicarán otros 150 millones de euros.

Aunque de la Serna no facilitó datos sobre cuántos receptores hay en la actualidad, afirmó que el objetivo a medio plazo es cubrir las necesidades de 200.000 familias, logrando el 50% de esta cifra total durante 2017. A este respecto, el nuevo ministro de Fomento comunicó que el jueves 15 de diciembre de 2016 se convocará a la Conferencia Sectorial de Vivienda , formada por representantes de las comunidades autónomas, promotores, agentes sociales, entidades de crédito y el Consejo del PEVR. para dar comienzo a la elaboración de un nuevo Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación para el periodo 2018-2021.

¿Sabías qué la calle de Salitre se llamó de San Bernardo y de Baltasar Bachero?

Placa de azulejos cerámicos en memoria de Baltasar Bachero | Calle del Salitre | Lavapiés - Madrid
Placa de azulejos cerámicos en memoria de Baltasar Bachero | Calle del Salitre | Lavapiés – Madrid

La actual calle del Salitre del barrio de Lavapiés de Madrid, que comienza en la calle de Santa Isabel y termina en la calle de Valencia, se llamó primero calle de San Bernardo; luego, en 1835, recibió su actual nombre de calle del Salitre; pero en 1929 recibió el nombre de calle de Baltasar Bachero; por último, en 1967, volvió a su antigua y actual denominación de calle del Salitre.

Como podemos ver en el plano que Pedro de Texeira completó en 1656, la entonces calle de San Bernardo y hoy calle del Salitre estaba ya urbanizada casi por completo a excepción del último tramo bajando a la izquierda, donde se distingue una edificación, en el solar donde años más tarde se construyo la iglesia de San Lorenzo, y luego un terreno cercado sin edificar, cercano a la Puerta de Lavapiés o Portillo de Valencia.

La parroquia de San Lorenzo nació en 1662 como anexo para el servicio del barrio de Lavapiés de la cercana parroquia de San Sebastián de la calle de Atocha. De ella dice Pedro de Répide en su libro ‘Las calles de Madrid’ que «el 8 de septiembre de 1670 colocóse el Santísimo Sacramento en el nuevo edificio, que es el que se conserva y recibe del vulgo el pintoresco nombre de la parroquia de los Chinches.»

En esta iglesia de San Lorenzo, según Répide,  se celebraron las bodas populares más rumbosas y allí se casaron Manuel Falcó y Alvarez de Toledo, 5º duque de Fernán Nuñez entre otros títulos, y Silvia Alvárez de Toledo y Gutiérrez de la Concha, 3ª duquesa de Bivona, que residian en el palacio de Cervellón, hoy conocido como palacio de Fernán Nuñez, sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.  (Ver ’16 edificios y monumentos del barrio de Lavapiés’).

Calle del Salitre

Plano Geomérico de Madrid | Tomás López | 1785 | Detalle barrio de Lavapiés
Plano Geomérico de Madrid | Tomás López | 1785 | Detalle barrio de Lavapiés

Su nombre le viene por la Real Fábrica de Salitres de Madrid, construida entre 1778 y 1785, según el proyecto de José de la Ballina en esos terrenos del final de la calle de San Bernardo junto a la Puerta de Valencia. Le asistió Manuel de la Ballina, su hijo, autor asimismo del proyecto de la cercana Real Fábrica de Aguardientes y Naipes de Madrid (1780-1796), luego Real Fábrica de Tabacos y hoy La Tabacalera de Lavapiés. También y como Arquitecto de Rentas Reales se encargó en 1784 de la construcción de la Fábrica de Filtraciones de Lejías, que eran necesarias para la fabricación del salitre, y que se ubicaba cerca de la Puerta de los Pozos de la Nieve, hoy Glorieta de Bilbao.

Plano Topográfico de Madrid | Delineado por Pedro Lezcano y Carmona en 1812 | Publicado por Juan López | Corregido y adiccionado por Pedro Martín de López en 1835
Plano Topográfico de Madrid | Delineado por Pedro Lezcano y Carmona en 1812 | Publicado por Juan López | Corregido y adiccionado por Pedro Martín de López en 1835

La antigua calle de San Bernardo cambia su nombre al de calle del Salitre por acuerdo municipal del Ayuntamiento de Madrid del 11 de enero de 1835. Como podemos ver en el Plano Geométrico de Madrid de Tomás López de 1785, las instalaciones de la Real Fábrica de Salitres de Madrid, 2 grandes polígonos ocupados por albercas y depósitos de sal, se extendian desde el barranco de Embajadores, actual calle de Miguel Servet, hasta el Hospital General de Madrid,  hoy Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, a ambos lados de la Real Cerca de Felipe IV,  en las actuales rondas de Valencia y de Atocha, llegando hasta el paseo de Santa María de la Cabeza.

Plano de Madrid | José Pilar Morales | 1866
Plano de Madrid | José Pilar Morales | 1866

Todavía podemos ver esta fábrica en el Plano Topográfico de Madrid, delineado por el arquitecto Pedro Lezcano y Carmona en 1812, publicado por el geógrafo  Juan López y corregido y adiccionado por su heredero Pedro Martín de López en 1835. El Plano de Madrid levantado en 1866 por José Pilar Morales muestra el Barrio del Salitre, ya solo en el interior de la cerca derribada 2 años más tarde. En 1869 el Estado Español vendió el conjunto a varios particulares. La zona fue urbanizada, se abrieron nuevas calles como la de Doctor Fourquet y se crearon nuevas manzanas de viviendas. Todavía se conservan en la calle del Salitre muchos de los edificios de aquella época, aunque hoy rehabilitados.

Calle de Baltasar Bachero

Retrato de Baltasar Bachero Núñez | Calesero y vecino de Lavapiés (Madrid) | Fuente Asociación de Vecinos 'La Corrala'
Retrato de Baltasar Bachero Núñez | Calesero y vecino de Lavapiés (Madrid) | Fuente Asociación de Vecinos ‘La Corrala’

La historia del por qué del nombre de calle de Baltasar Bachero es como sigue:

El miércoles 6 de marzo de 1929, poco más allá del mediodía, se encontraba el calesero Baltasar Bachero Núñez charlando con un vecino a unos pasos de su casa de la calle del Salitre. Algo más arriba una camioneta descendía por la empinada cuesta desde la calle de Santa Isabel y se encontro con una vecina con un niño en los brazos, que cruzó sin detenerse, obligando al conductor a dar un brusco volantazo para evitar atropellarles. El vehículo descontrolado no pudo evitar dar un topetazo contra la parte trasera de un carro de cervezas, gaseosas y sifones, detenido ante una taberna y, casi seguro, sin el freno echado y sin estar atado a ningún sitio.

La mula, asustada por el impacto, se lanzó calle abajo y a la altura del cruce con la calle de la Fe, justo frente a la iglesia de San Lorenzo, había unos montones de tierra en los que jugaban unos cuantos niños. Baltasar Bachero, que no podía gritar por padecer una  traqueotomía, se lanzó a la brida de la bestia, que logró asir para ser derribado y arrollado. Sin embargo, su heroicidad y posterior atropello hicieron  que el pesado carro se desviase y se detuviese contra la pared de una casa. El heróico calesero  fue trasladado a la cercana Casa de Socorro, donde se le diagnóstico  fractura de la base del cráneo, a resultas de la que moriría 6 días después.

El cadáver de Baltasar Bachero fue trasladado a su casa de la calle del Salitre de donde partió el solemne entierro presidido por el alcalde de Madrid. Los mozos de la estación de Atocha, compañeros del finado, sacaron en hombros la caja mortuoria, depositándola en un coche de primera. Antes de cerrar el féretro, un maestro besó las manos del cadáver, representando a todos los niños de Madrid. Ese mismo año el Ayuntamiento de Madrid determinó cambiar el nombre de la calle del Salitre por el de calle de Baltasar Bachero, que mantuvo hasta 1967.