Archivo de la etiqueta: Las calles de Lavapiés

Fiestas de San Isidro 2018 llegan a Lavapiés

Fiestas de San Isidro 2018 | Madrid | Del 11 al 15/05/2018 | Cartel
Fiestas de San Isidro 2018 | Madrid | Del 11 al 15/05/2018 | Cartel

La mayoría de los 15 escenarios principales de las Fiestas de San Isidro 2018 están muy cerca de Lavapiés. Además, uno de los actos de su programación se celebra en el corazón del barrio. Porque: La Juan está de moda… ¡En San Isidro!

Sin contar la Fiesta de los Mayos 2018 que se celebra una semana antes y que también se incluye en la completa y variada programación de las Fiestas de San Isidro 2018.

Las Fiestas de San Isidro 2018 se celebran desde el viernes 11 hasta el martes 15 de mayo, Festividad de San Isidro Labrador, patrón de la ciudad de Madrid. Y lo hacen con una amplia programación para todos los publicos, todas las edades y todos los gustos. Un completo programa cultural y de ocio, lúdico y festivo, con más de 200 citas en 15 lugares de la capital. Y a los que se suman los espacios de 13 distritos madrileños que también han programado actividades para estas fiestas.

Y la mayoría de estos 15 escenarios principales están muy cerca de Lavapiés. Además, uno de los actos de la Programación de las Fiestas de San Isidro 2018 se celebra en el corazón del barrio. Porque: La Juan está de moda… ¡En San Isidro!

Un evento organizado por La Juan Gallery. Y que cuenta con la colaboración de:

  • MAC Cosmetics,
  • Model Talking y
  • MOON Water.

La Juan está de moda… ¡En San Isidro! se celebra en la calle de Juanelo 21, el sábado 12 de mayo a partir de las 18:00 horas.

La Juan está de  moda… ¡En San Isidro!
La Juan está de moda… ¡En San Isidro! | Lavapies - Madrid | 12/05/2018 | Fiestas de San Isidro 2018 | Ilustración Leo Rydell Jost | Cartel
La Juan está de moda… ¡En San Isidro! | Lavapies – Madrid | 12/05/2018 | Fiestas de San Isidro 2018 | Ilustración Leo Rydell Jost | Cartel

Moda, performance y música son las claves principales de este evento  de moda experimental que invita a jóvenes modistas a explorar otras formas de mostrar su arte.

Los diseños se exhibirán a través de 15 performances  simultáneas acompañadas de una exquisita selección de músicos y Dj’s que animarán el cotarro de acuerdo con las distintas  ejecuciones.

Además, la edición de 2017 fue un éxito sin parangón. Y en la de 2018 la expansión del espacio interior hará que la pasarela se
pueda disfrutar desde todas las dimensiones posibles.

Y cuenta con la participación de los siguientes diseñadores:

  • Agatha Ruíz de la Prada,
  • Heridadegato,
  • Leandro Cano,
  • Manémané,
  • María Escoté,
  • Palomo Spain,
  • Pepa Salazar,
  • Oliva,
  • Johannes Warnke (Reino Unido),
  • Marc Virgili,
  • Marta Pinilla y
  • Natalia Sosa.

Y hasta las 23:00 horas habrá música en el exterior de la galería a cargo de Elias PedrosaRev Silver.

 

¿Sabías qué 3 calles de Lavapiés deben su nombre a una partera?

Travesía de la Comadre | Barrio de Lavapiés (Embajadores) | Distrito Centro | Madrid
Travesía de la Comadre | Barrio de Lavapiés (Embajadores) | Distrito Centro | Madrid

La calle del Amparo, la travesía de la Comadre y la calle de la Rosa son 3 populares calles del barrio de Lavapiés en el centro de Madrid. Y las 3 le deben su nombre a una partera, comadrona o comadre: Amparo de Granada.

A principios del siglo XVII, en tiempos de Felipe IV, existía en Lavapiés una buena mujer que se ganaba la vida ayudando a otras a traer a sus hijos al mundo. Se trataba de una partera, comadrona o comadre, pues los 3 nombres reciben las mujeres de este oficio tan necesario y socorrido. Y más en aquellas épocas en que la medicina estaba a oscuras y se daba a luz en las casas.

Calle del Amparo

Calle del Amparo | Lavapiés | Madrid | Placa de azulejos del taller de cerámica de Alfredo Ruiz de Luna
Calle del Amparo | Lavapiés | Madrid | Placa de azulejos del taller de cerámica de Alfredo Ruiz de Luna

La calle del Amparo se extiende desde la calle de la Esgrima hasta la ronda de Valencia. Y casi en paralelo con las principales arterias que recorren Lavapiés en toda su longitud desde las alturas de la plaza de Tirso de Molina: calle de Embajadores, calle de Mesón de Paredes, calle de Lavapiés, calle del Olivar y calle del Ave María.

Su denominación es moderna, pues hasta finales del siglo XIX se llamó calle de la Comadre de Granada y antes calle de la Rosa. Así los nombres de esta calle explican los de las otras 2 a las que nos referimos en este artículo.

Además, lo entendemos mejor si decimos que la comadre granadina, de nombre Amparo, era una popular partera que  cuando asistía a una mujer en el delicado, y entonces peligroso, trance de dar a luz colocaba una rosa de Jérico en una redoma con agua. Así mientras la planta se abría la madre iba dando a luz y cuando se había abierto del todo el parto debía haber llegado a buen termino sin problemas.

De modo que creció tanto la fama de la Comadre de Granada y de su ‘rosa mágica’ que cada vez era más solicitada y admirada. Y así la calle donde vivía se conocía por su nombre. Incluso esta calle llegó a figurar en una seguidilla muy popular entre los vecinos del barrio:

“Calle de la Comadre
de arriba a abajo,
no hay mujer que no tenga
marido y majo.”

Sin embargo, Pedro de Répide en ‘Las calles de Madrid’ sugiere sobre este nombre de calle del Amparo “que más bien parece indicar la existencia de algún refugio de desválidos”.

Travesía de la Comadre

Esta pequeña calle va de la calle del Amparo a la calle deJesús y María. Y el origen de su nombre ya queda explicado en el epígrafe anterior. Pues también se debe a Amparo  ‘la comadre de Granada’.

Calle de la Rosa

Calle de la Rosa | Lavapiés | Madrid | Placa de azulejos del taller de cerámica de Alfredo Ruiz de Luna
Calle de la Rosa | Lavapiés | Madrid | Placa de azulejos del taller de cerámica de Alfredo Ruiz de Luna

Esta calle, algo más alejada de las 2 anteriores, se extiende desde la calle del Ave María hasta la calle de Santa Isabel. Y su nombre tendría su origen en la famosa rosa de Jérico, la ‘rosa mágica’ de la comadre Amparo.

La Anastatica hierochuntica más conocida como Rosa de Jericó es una planta fanerógama perteneciente a la familia Brassicaceae. Es única en su especie y  originaria de los desiertos de Arabia y las inmediaciones del mar Rojo. Asimismo se encuentra en Palestina y Egipto, por lo que a veces se la conoce también como Rosa de Alejandría.

Rosa de Jericó | Anastatica hierochuntica | Hidratación durante 3 horas con imágenes cada 5 minutos | Fuente Serych/Wikimedia
Rosa de Jericó | Anastatica hierochuntica | Hidratación durante 3 horas con imágenes cada 5 minutos | Fuente Serych/Wikimedia

Es una planta con gran resistencia a la desecación. Así sus ramas tienen la propiedad de contraerse con la sequedad, permaneciendo cerradas y secas durante muchísimos años.  Y se vuelven a abrir con la humedad o al simple contacto con el agua, recobrando toda su frescura y belleza.

Hasta bien entrado el siglo XIX era común entre las parteras poner una Rosa de Jericó seca en un recipiente con agua justo cuando comenzaban los dolores del parto. Por efecto del agua esta planta se va abriendo poco a poco. Así, cuando la Rosa de Jericó se abría sin problemas se esperaba que la nueva criatura hubiera nacido sin problemas.

En ‘Las calles de Madrid’, Pedro de Répide da una versión diferente sobre el origen etimológico de esta calle. Y lo relaciona con la dueña de un ventorrillo llamada Rosa que habría dado nombre a la calle de la Rosa.

A esta calle daban las puertas accesorias del Teatro Variedades que tenía las de entrada por la calle de la Magdalena.  Y que fue destruido por un pavoroso incendio durante la noche del miércoles 18 de enero de 1888.

¿Sabías qué Ana Diosdado tendrá una plazuela en Lavapiés?

Ana Diosdado | Buenos Aires, 1938 - Madrid, 2015 | Dramaturga, actriz y escritora española-argentina
Ana Diosdado | Buenos Aires, 1938 – Madrid, 2015 | Dramaturga, actriz y escritora española-argentina

Por unanimidad, el Pleno de la Junta Municipal del distrito Centro aprobó la propuesta de Jorge García Castaño,  concejal presidente, para elevar “a la Junta de Gobierno de la Ciudad de Madrid, la asignación de ‘Plazuela de Ana Diosdado’ al espacio situado entre los inicios de los viales Argumosa y Valencia, frente al número 1 de esta última calle”.

De modo que la dramaturga, escritora y actriz Ana Diosdado tendrá un nuevo espacio en Lavapiés.

Una nueva plazuela que se suma a las creadas recientemente en el barrio de Lavapiés con los nombres de destacados artistas y escritores como Arturo Barea, Gloria Fuertes o Manolo Tena.

Plazuela de Ana Diosdado en Lavapiés

La iniciativa de la ‘Plazuela de Ana Diosdado’ partió de una solicitud presentada por el Centro Dramático Nacional. Y para honrar la memoria de la dramaturga, actriz y escritora que falleció el 5 de octubre de 2015.

Así, la elección de este espacio ubicado en el corazón del multicultural y diverso barrio de Lavapiés no es casual. Porque en esta plazuela de Ana Diosdado se levanta el Teatro Valle Inclán, una de las 2 sedes del Centro Dramático Nacional. Y dedicado en especial a la programación de autores españoles actuales. De modo que se trata del rincón perfecto para recordar a la autora española-argentina.

Ana Diosdado: una mujer del teatro

Ana Isabel Álvarez-Diosdado Gisbert nació en Buenos Aires en 1938. Donde Enrique Diosdado e Isabel Gisbert, sus padres actores, permanecían exiliados tras el estallido de la Guerra Civil Española. Y su madrina fue la famosa actriz Margarita Xirgu. Así, desde muy temprano, estuvo vinculada al mundo del teatro. Más tarde llegaría su vocación literaria, iniciados ya sus estudios en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Complutense de Madrid.  Y, con solo 24 años, se presentó al Premio Planeta 1962 con su novela ‘En cualquier lugar, no importa cuándo’.

En los años 70 comenzó a escribir guiones de televisión, alcanzando uno de sus mayores éxitos con ‘Anillos de Oro’. Además fue una de las protagonistas de la popular serie que cosechó numerosos premios. Después vendrían obras como ‘Los ochenta son nuestros’‘Cristal de Bohemia’ o ‘La imagen del espejo’. Y por las que, entre otros, recibió en 2013 el Premio de Honor en la 16ª edición de los Premios Max.

¿Sabías qué Eloy Gonzalo no murió en Cascorro?

Eloy Gonzalo García | Con uniforme de soldado en la Guerra de Cuba | Hacia 1896
Eloy Gonzalo García | Con uniforme de soldado en la Guerra de Cuba | Hacia 1896

En la noche del martes 1 de diciembre de 1868, alguien dejó un pequeño bulto a la puerta de la Inclusa de Embajadores en el Barrio de Lavapiés  de Madrid. El pequeño, recién nacido, llevaba una simple manta que lo envolvía y una escueta nota: “Se llama Eloy Gonzalo García, está sin bautizar y es hijo de Luisa García”.

Aunque se creía que era natural de Madrid, hoy sabemos que había nacido ese mismo día en el pueblo de Malaguilla, Guadalajara.

Pero Eloy Gonzalo pasó pocos días en la inclusa madrileña pues fue trasladado al orfanato de Peñafiel. Allí fue adoptado por el matrimonio formado por Francisco Díaz Reyes y Braulia Miguel.

El padre era guardia civil y así el niño pasa sus primeros años entre San Bartolomé de Pinares (Ávila), Robledo de Chavela y Chapinería. A su muerte quedo de nuevo huerfano con 11 años. Pero fue acogido por una familia de Chapinería con la que estuvo hasta su ingreso en el Ejército, a los 21 años.

Carrera frustrada en el ejército

Eloy Gonzalo ejerció diversos oficios para subsistir, pero al final solo vio una salida en el ejército donde sentó plaza en 1889 en el Regimiento de Dragones de Lusitana nº. 12. En 1891, siendo cabo, pidió su traslado al Cuerpo de Carabineros y fue destinado al puesto de El Cachón de Jimena, Cádiz.

En 1893, a punto de casarse, fue arrestado por amenazar con su arma a un teniente con el que su novia le era infiel. El subsiguiente Consejo de Guerra le condenó a 25 años y 1 día de prisión militar mayor con expulsión del cuerpo, ingresando por ello en el Presidio Militar de Valladolid.

Pero en 1895, gracias a un Real Decreto que permitía alistar a presos, Eloy Gonzalo García pide el reingreso y es destinado al Regimiento de Infantería María Cristina nº. 63, con base en la localidad de Puerto Príncipe, provincia de Camagüey, en la isla de Cuba, adonde llega en noviembre de ese año.

Héroe de Cascorro

Soldados españoles en Cuba | Finales del siglo XIX
Soldados españoles en Cuba | Finales del siglo XIX

El 22 de septiembre de 1896 una partida de unos 3.000 insurrectos, al mando de Máximo Gómez y Calixto García, 2 de los líderes rebeldes cubanos, cercó el pueblecito de Cascorro, no lejos de Puerto Príncipe, a unos 60 kilómetros de La Habana. Allí se hallaba destacado el Primer Batallón del regimiento, compuesto por 170 soldados españoles, entre los que se encontraba Eloy Gonzalo García, al mando del capitán Francisco Neila y Ciria, natural de Extremadura, un experimentado militar que ya contaba en su hoja de servicios con 2 cruces al mérito en combate con distintivo rojo.

El bombardeo de los cañones de los manises insurrectos era constante y las bajas se sucedían a diario. Sin embargo, a pesar de la petición por parte del enemigo de que rindieran la plaza, el capitán Neila decide resistir a toda costa.

El 26 de septiembre la situación del destacamento español se hizo tan comprometida que la única solución era volar un bohío, casa rural típica de la zona, desde donde causaban graves daños a la guarnición. Eloy Gonzalo se presentó voluntario para prender fuego a la posición de los insurrectos cubanos. Y cuenta la leyenda que pidió ser atado con una cuerda para que su cuerpo pudiera ser recuperado, si caía herido o muerto.

Así, armado con su fusil y con una lata de petróleo, y atado con una cuerda, se deslizó hacia las posiciones insurrectas, prendiéndoles fuego y regresando indemne a su posición, que fue liberada pocos días después por una columna española al mando del general Adolfo Jiménez Castellanos.

La muerte de un soldado

El soldado Eloy Gonzalo García fue condecorado por su acción con la Cruz de Plata al Mérito Militar, pensionada con 7,50 pesetas mensuales. También la recibió el soldado Carlos Climent Garcés, natural de Algemesi (Valencia), que salvó las vidas de varios de sus compañeros heridos llevándolos a la enfermería en medio de los tiros de los mambíses. El capitán Francisco Neila y Ciria fue ascendido a comandante y condecorado con la Cruz Laureada de San Fernando.

Después Eloy Gonzalo participó con su regimiento en diversas acciones militares. Hasta su muerte, el 18 de junio de 1897, en el Hospital Militar de Matanzas a consecuencia de alguna de las enfermedades que causaban una gran mortandad en las tropas españolas. Pudo ser disentería, malaría, paludismo o fiebres tropicales.

El reconocimiento del héroe

Eloy Gonzalo | Héroe de Cascorro | 1946 | Martínez Carbonero | Museo del Ejército | Toledo
Eloy Gonzalo | Héroe de Cascorro | 1946 | Martínez Carbonero | Museo del Ejército | Toledo

Sus restos fueron repatriados en el vapor San Ignacio llegando a Santander en diciembre de 1898 junto a los restos de los generales Santocildes y Vara del Rey, que también tiene su plaza en El Rastro de Madrid, casi en Lavapiés. Su cuerpo reposa en un mausoleo del Cementerio de la Almudena de Madrid junto a los de otros muertos en las guerras de Cuba y Filipinas.

El mismo año de su muerte el Ayuntamiento de Madrid decidió homenajear a este héroe dando su nombre a una calle en el barrio de Chamberí y sufragando una escultura.

La estatua de Eloy Gonzalo, ‘el héroe de Cascorro’, esculpida por el escultor segoviano Aniceto Marinas y con el pedestal del arquitecto madrileño José López Sallaberry, fue inaugurada en 1902 por Alfonso XIII en la plaza de El Rastro, desde 1913 plaza de Nicolás Salmerón. Y en 1941 pasó a llamarse plaza de Cascorro, como siempre la habían llamado los madrileños.

Gloria Fuertes tendrá una plaza en el barrio de Lavapiés de Madrid

Aprobada 'Plaza de Gloria Fuertes' | Barrio de Lavapiés | Pleno Junta Municipal del Distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid | 16/02/2017
Aprobada ‘Plaza de Gloria Fuertes’ | Barrio de Lavapiés | Pleno Junta Municipal del Distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid | 16/02/2017

El jueves 16 de febrero con lectura de sus poemas incluida, el Pleno de la Junta Municipal del Distrito Centro de Madrid ratificó por unanimidad de todos los grupos políticos,  la decisión del Ayuntamiento de Madrid de poner el nombre de Gloria Fuertes a una plaza del madrileño barrio de Lavapiés, donde nació hace 100 años.

Ahora se pondrá el nombre de la gran poeta lavapiesina a un solar convertido en plazuela que carecía de denominación y delimitado por las calles de Lavapiés, de Ministriles Chica y de Ministriles.

Paloma Porpetta, presidenta de la Fundación Gloria Fuertes, destacó en el acto que “con esta denominación de una plazuela sin nombre, no se molesta a ningún vecino” , al no tener números este espacio, y  expresó su satisfacción por la decisión  de la Junta Municipal del Distrito Centro, esperando que la denominación efectiva de Plaza de Gloria Fuertes se produzca antes del 28 de julio, o ese mismo día, pues es la fecha del nacimiento de la gran poeta en 1917..

El Balcón de Gloria Fuertes

Centenario Gloria Fuertes | 1917-1998 | #gloriafuertes100 | El balcón de Gloria Fuertes
Centenario Gloria Fuertes | 1917-1998 | #gloriafuertes100 | El balcón de Gloria Fuertes

Como ya anunciabamos en nuestro artículo Homenaje a Gloria Fuertes en su centenario con ‘El balcón de Gloria Fuertes’, en 2017 se celebra el primer centenario del nacimiento de Gloria Fuertes y la universal poeta del barrio de Lavapiés está recibiendo muchos homenajes con una gran programación de actividades de numerosos colectivos y entidades, coordinadas y en colaboración con la Fundación Gloria Fuertes, presidida por Paloma Porpetta.

Puedes encontrar más información sobre las actividades y eventos del Centenario de Gloria Fuertes en los siguientes enlaces:

¿Sabías qué Arturo Barea tendrá una plaza en el barrio de Lavapiés de Madrid?

Arturo Barea exiliado en Londres ante un micrófono de la cadena BBC de radio
Arturo Barea exiliado en Londres ante un micrófono de la cadena BBC de radio

El Pleno de la Junta Municipal de Centro, del miércoles 30 de noviembre de 2016, aprobó elevar a la Junta de Gobierno del Ayuntamiento de Madrid la asignación del nombre ‘Plaza de Arturo Barea’ al espacio situado entre las calles de Tribulete, de Sombrerete y de Mesón de Paredes, frente a las Escuelas Pías de San Fernando en las que fue alumno el autor de ‘La forja de un rebelde’. Un espacio conocido de forma popular como ‘Plaza de la Corrala’ en el barrio de Lavapiés.

“Queríamos rendirle homenaje poniendo su nombre a un espacio del barrio de Lavapiés, de donde fue vecino, procurando no cambiar la designación de ninguna calle. Consultando la cartografía del Ayuntamiento de Madrid descubrimos que esta plaza carecía de nomenclatura y estuvimos de acuerdo en que era el lugar adecuado”, señala Jorge García Castaño, concejal presidente del distrito de Centro, que añade “al tratarse de una nueva asignación y no de una modificación, no supondrá ningún cambio en la numeración vigente de los viales colindantes y/o anejos”.

Arturo Barea

'La forja de un rebelde' | Trilogía de Arturo Barea | Primera edición en castellano | Losada, Buenos Aires, 1951 | Portadas
‘La forja de un rebelde’ | Trilogía de Arturo Barea | Primera edición en castellano | Losada, Buenos Aires, 1951 | Portadas

Nacido en Badajoz en 1897, Arturo Barea se trasladó muy joven a Madrid, ciudad en la que pasó gran parte de su vida. Tras las Guerra Civil, se exilió en Inglaterra donde falleció en 1957. Su trilogía autobiográfica ‘La forja de un rebelde’ narra su juventud en el madrileño barrio de Lavapiés y es considerada como una de las mejores crónicas de la España de comienzos del siglo XX.

ArturoBarea fue uno de los miles de exiliados que, con motivo de la Guerra Civil, tuvieron que abandonar España para no regresar jamás. La imposibilidad de ese regreso despertó la necesidad de rememorar los espacios de la ciudad que le vio crecer, en especial en Lavapiés,  su barrio.

Esta necesidad de recordar tiene un doble objetivo, por un lado luchar contra el olvido, y por otro intentar comprender las causas que condujeron a su país y a su pueblo al horror de la guerra. Sus recuerdos de Madrid se materializarán en su obra más aclamada, la trilogía ‘La Forja de un rebelde’.

Plaza de Arturo Barea

La propuesta de recordar a Arturo Barea dando su nombre a una calle o plaza en el barrio del ‘Avapiés’, como él mismo lo denomina erróneamente en su obra, nace de una petición popular promovida por sus lectores a través de una plataforma de peticiones en la Red.

Iniciativa que desde el principio contó con el apoyo de hispanistas, periodistas y escritores españoles y británicos como William Chislett, Paul Preston, Antonio Muñoz Molina o Elvira Lindo: “La belleza de su obra sobre la ciudad y su gente y la desgarrada sinceridad de su relato sobre la Guerra Civil en Madrid, justifican recordar y recuperar el espíritu humanista y reconciliador de Barea”, destacaba la petición online.

Paseos Literarios por Lavapiés

'Arturo Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés' | Recorridos urbanos y talleres | Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal | Diciembre 2016 y enero 2017 | Cartel
‘Arturo Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ | Recorridos urbanos y talleres | Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal | Diciembre 2016 y enero 2017 | Cartel

Con motivo del nombramiento de la Plaza de Arturo Barea y en reconocimiento a la figura del autor, el distrito de Centro va a organizar, a partir del sábado 10 de diciembre de 2016, unos recorridos urbanos y talleres con el título ‘Artura Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ para poner en relieve su vinculación con el multicultural y diverso barrio madrileño.

El hilo conductor de los recorridos urbanos, a cargo de LaLiminal, será la vida y obra del autor. Se realizarán los fines de semana de diciembre de 2016 (10, 11, 17 y 18 ) y de enero de 2017 ( 7 y 8 ) en horario de mañana y de tarde y tendrán una duración de 2 horas.

Con ‘Artura Barea. Relatos caminados por la memoria de Lavapiés’ el distrito Centro del Ayuntamiento de Madrid y LaLiminal proponen un recorrido por el barrio de Lavapiés en el que se pasearán sus calles a través de los recuerdos que Arturo Barea narra en ‘La forja de un rebelde’: su vida cotidiana, sus juegos, las profesiones que primaban en el barrio, las condiciones de vida, las desigualdades sociales del Madrid de la época, serán algunos de los temas tratados.

El recorrido urbano y literario por Lavapiés culminará en una sesión de taller en la que se propondrán debatir sobre qué personajes y acontecimientos deberían ser señalizados en la ciudad de Madrid, y luego se producira en colectivo una placa conmemorativa a la memoria de Arturo Barea que se colocará en las calles del barrio de Lavapiés.