Archivo de la etiqueta: Blogueros invitados

Historia de Luis Candelas | y 3 | Cárceles, masones, amoríos y garrote vil

Luis Candelas Cajigal | Madrid, 1804 - 1837 | Grabado siglo XIX
Luis Candelas Cajigal | Madrid, 1804 – 1837 | Grabado siglo XIX

Luis Candelas pasó largas temporadas en las cárceles madrileñas de la época: la cárcel de Corte, en la plaza de las Provincias, hoy Ministerio de Asuntos Exteriores, y la cárcel del Saladero, en la plaza de Santa Bárbara, que tenía ese nombre por haber sido matadero de cerdos y saladero de tocino. De una y otra huyó en varias ocasiones.

En una de esas estancias en la cárcel hizo amistad y ayudó a escapar a un preso político, el liberal Salustiano de Olózaga Almandoz, que luego sería alcalde de Madrid, gobernador civil de la provincia de Madrid, presidente del Consejo de Ministros, y embajador de España en Francia.

La capa masónica de Luis Candelas

Símbolos masónicos en Madrid: Ministerio de Agricultura, capilla en la calle de la Bolsa, escudo del Ateneo de Madrid
Símbolos masónicos en Madrid: Ministerio de Agricultura, capilla en la calle de la Bolsa, escudo del Ateneo de Madrid

Es muy posible que debido a esta amistad con Olózaga, Luis Candelas frecuentara las tertulias de liberales, se iniciara en la masonería y conspirara incluso contra Fernando VII, un déspota conocido como ‘el rey felón’.

Es posible que se iniciase en la masonería en la ‘Logía Libertad’, a la que pertenecía el abogado, político y escritor liberal, que tenía su sede en la plaza del Biombo, muy cerca del Ayuntamiento de Madrid y del Palacio Real.

Cuentan que muchas noches, a partir de este hecho, Luis Candelas lucía una elegante capa negra con símbolos masones. Símbolos que en el Madrid de hoy podemos encontrar todavía en el Ateneo de Madrid, del que Salustiano de Olózaga fue presidente, el Ministerio de Agricultura o la antigua capilla, hoy restaurante, de la calle de la Bolsa, entre otros lugares.

Amoríos del don Juan Luis Candelas

Iglesia de San Cayetano y San Millán | Calle de Embajadores | Lavapiés - Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Iglesia de San Cayetano y San Millán | Calle de Embajadores | Lavapiés – Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Luis Candelas se casó con Manuela Sánchez, una joven viuda de solo 23 años que también había pasado por la cárcel, en la iglesia de San Cayetano y San Millán, en la calle de Embajadores del barrio de Lavapiés. Fue en los Carnavales de 1827. Sin embargo, en su ‘luna de miel’ ambos se dieron cuenta de que la boda había sido un error y en las Navidades de ese año el bandolero la abandonó.

Luis Candelas fue todo un don Juan.  Además de su único matrimonio, tuvo diversos amoríos entre los que destacan los siguientes:

  • Lola ‘la Naranjera’, que era también la amante favorita de Fernando VII, según las malas lenguas;
  • Colasa, ex-amante de Francisco Javier de Istúriz, político liberal que fue presidente del Gobierno,  y también de un famoso torero;
  • Paca ‘la Maja’, ex-amante de Nicolás Osorio y Zayas, marqués de Alcañices y Grande de España; y
  • Clara María, muchacha de clase media y familia honesta; su última amante y su perdición.

El último viaje de Luis Candelas

Luis Candelas se fue a vivir a Valencia con la joven Clara María. Allí siguió robando, sobre todo joyas cuya venta le permitía vivir con cierta holgura.

Pero cometió el error de hacer 2 atracos importantes que le volvieron a poner en el punto de mira de la Justicia:

  1. Atracó el taller de la modista de María Cristina de Borbón-Dos Sicilias, Reina Regente del Reino tras la muerte de Fernando VII; y
  2.  Asaltó la diligencia en la que viajaba con su esposa el embajador de Francia, un país clave para sofocar la Primera Guerra Carlista que asolaba España.

Ante el arrecio en su persecución, Luis Candelas resolvió poner tierra de por medio, o agua en este caso,  y partió con Clara María camino de Inglaterra. Sin embargo, cuando llegaron a Gijón, la joven decidió no alejarse de su familia de ninguna manera y el bandolero enamorado decidió regresar con ella a Madrid.

Luis Candelas ejecutado en el garrote vil según un grabado del siglo XIX
Luis Candelas ejecutado en el garrote vil según un grabado del siglo XIX

El 18 de julio de 1837 fue detenido en el puesto de aduanas del puente Mediana de Alcazarén, en el Camino Real entre Valladolid y Toledo. De allí lo llevaron a Valdestillas, luego a Valladolid y, por último, a Madrid.

Acusado de más de 40 robos confirmados, Luis Candelas fue juzgado y condenado a morir por garrote vil, una forma especialmente cruel de quitar la vida, vigente para aplicar la pena de muerte en España desde 1820 hasta su abolición en 1978. Pidió clemencia a la Reina Regente, pero le fue denegada.

Luis Candelas, con 33 años de edad, fue ajusticiado el lunes 6 de noviembre de 1837, en el patíbulo cercano a la Puerta de Toledo. Según la tradición popular, sus últimas palabras fueron: “Adiós patria mía, se feliz”.

Comienza en Historia de Luis Candelas | 1 | Infancia y juventud

Textos: Concha Ordóñez Villegas

Fotografías y selección de ilustraciones: Pepe ‘el Vaquero’


Nota de LCeL: Abrimos esta nueva sección de 'Blogueros invitados' con esta 'Historia de Luis Candelas', el bandolero más famoso de Lavapiés, que nos envian 2 vecinos del barrio de toda la vida. Si tu quieres ver publicados tus trabajos no dudes en enviarlos.

Historia de Luis Candelas | 2 | El bandido más famoso de Madrid

 

Luis Candelas según un autor anónimo en un grabado del siglo XIX
Luis Candelas según un autor anónimo en un grabado del siglo XIX

La primera época de delincuencia de Luis Candelas se da entre 1823 y 1830, cuando se dedicaba a vivir a costa de las mujeres que conquistaba gracias a su buen tipo y sus buenos modales, teniéndose el mismo como un don Juan Tenorio. Su primera condena fue de 6 años de cárcel por robar 2 caballos y una mula.

La popularidad de Luis Candelas aumentaba en paralelo con la alarma de las autoridades frente a sus actos. A él y a su banda se les atribuyen muchos asaltos, aunque perpetraron 3 que fueron de los más famosos y que tuvieron lugar en el corto plazo de 15 días:

  1. El primero tuvo lugar en la casa del presbítero don Juan Bautista Tárrega en la calle de Preciados,  aunque otras fuentes dicen que fue en la calle del Sacramento.
  2. Pocos días más tarde, Luis Candelas entró en la espartería de don Cipriano Bustos en la calle de Segovia, donde robaron el dinero de varias cofradías que el dueño guardaba en calidad de administrador.
  3. El tercer asalto, y más sonado, tuvo lugar en la casa de doña Vicenta Mormín en la calle del Carmen, que era modista de la reina María Cristina de Borbón, cuarta esposa de Fernando VII, y tenía fama de ser muy rica.

Los garitos de la banda

Ángel que corona la fachada principal del Palacio de Santa Cruz en la plaza de las Provincias de Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero'
Ángel que corona la fachada principal del Palacio de Santa Cruz en la plaza de las Provincias de Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’

Los lugares donde la banda de Luis Candelas se ocultaba y buscaba refugio cuando eran perseguidos han desaparecido con el paso del tiempo, pero sabemos que el principal era la Taberna El Cuclillo, en la calle Imperial cerca de la Plaza Mayor y de la cárcel de Corte, que se encontraba en el Palacio de Santa Cruz que hoy ocupa el Ministerio de Asuntos Exteriores, donde el bandolero y los miembros de su banda pasaron largas temporadas ‘durmiendo bajo el ángel’.

También podía verse a Luis Candelas y a los integrantes de su banda en la Taberna del Tío Macaco, en la calle de Lavapiés, y en la Taberna de Traganiños, en la calle de los Leones, una de las calles desaparecidas al construirse la Gran Vía.

Por supuesto, los dueños de estas tabernas amparaban a la banda de Luis Candelas y les avisaban de la presencia de los ‘corchetes’, que era como se llamaba a los agentes de la ley. Incluso les ayudaban a escapar en caso de peligro.

La doble vida del bandolero

Placa de azulejos cerámicos | Calle de Tudescos | Maravillas - Madrid | Taller de cerámica de Alfonso Ruíz de Luna en Madrid
Placa de azulejos cerámicos | Calle de Tudescos | Maravillas – Madrid | Taller de cerámica de Alfonso Ruíz de Luna en Madrid

El atrevimiento de Luis Candelas era tan grande que incluso llevaba una doble vida. Durante años se hizo pasar por el acaudalado caballero don Luis Álvarez de los Cobos, un supuesto indiano que había hecho fortuna en el Perú, y transmutado en su rico personaje, frecuentaba el paseo del Prado y los teatros de postín, como el Teatro del Príncipe, actual Teatro Español.

En aquel entonces, vivía en la calle de Tudescos y como  el indiano don Luis entraba y salía acompañado por un sirviente por la puerta principal.  Pero, cuando volvía a ser el ladrón Luis, lo hacía por la puerta lateral de una calleja aledaña.

Concluye en Historia de Luis Candelas | y 3 | Cárceles, masones, amoríos y garrote vil

Comienza en Historia de Luis Candelas | 1 | Infancia y juventud

Textos: Concha Ordóñez Villegas

Fotografías y selección de ilustraciones: Pepe ‘el Vaquero’


Nota de LCeL: Abrimos esta nueva sección de 'Blogueros invitados' con esta 'Historia de Luis Candelas', el bandolero más famoso de Lavapiés, que nos envian 2 vecinos del barrio de toda la vida. Si tu quieres ver publicados tus trabajos no dudes en enviarlos.

Historia de Luis Candelas | 1 | Infancia y juventud

Placa de azulejos con Luis Candelas por C. M. Espantaleón en un establecimiento de la Calle de Santa María de Madrid
Placa de azulejos con Luis Candelas por C. M. Espantaleón en un establecimiento de la Calle de Santa María de Madrid

Luis Candelas fue uno de los bandidos más famosos que ha dado nunca Madrid, lo que es mucho decir, ya que Madrid, por su condición de Villa y Corte, siempre ha estado y está sobrada de ellos. Sin embargo, a diferencia de otros ladrones, Luis Candelas tenía muchos simpatizantes entre el pueblo llano, que le consideraba una figura justiciera que se enfrentaba a los que más poseían y repartía los bienes robados entre los pobres. Una de sus frases habituales era: “la fortuna está muy mal repartida”.

Según las crónicas, Luis Candelas era moreno, de dientes muy blancos, bien afeitado, más bien alto y delgado y con grandes patillas. Algunas fuentes añaden que tenía unos penetrantes ojos azules. Lo que se dice ‘un buen mozo’, que robaba el dinero a los ricos y los corazones a las damas.

Calle del Calvario | Barrio de Lavapiés | Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Calle del Calvario | Barrio de Lavapiés | Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Los robos de Luis Candelas se desarrollaron por lo general sin recurrir a la violencia, ya en el patíbulo, cuando lo iban a ajusticiar, presumía de no haber manchado nunca su navaja con sangre.

Luis Candelas nació en la calle del Calvario del barrio de Lavapiés de Madrid. No se sabe la fecha exacta, pero parece que fue entre los años de 1804 y 1806, recién estrenado el siglo XIX. Fue bautizado en la vecina iglesia de San Sebastián, en la calle de Atocha, donde todavía hoy se puede ver una placa con su nombre. Su padre era carpintero, bien conocido y respetado por sus vecinos.

Años de estudio y aprendizaje del oficio

Claustro del Instituto San Isidro | Calle de los Estudios | Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Claustro del Instituto San Isidro | Calle de los Estudios | Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Gracias a que su familia tenía un negocio y podían permitírselo, Luis Candelas estudió en los Reales Estudios de San Isidro, hoy Instituto de San Isidro, entre la calle de Toledo y la calle de los Estudios. Antes Colegio Imperial regentado por la Compañía de Jesús.

El pequeño Luis apenas estudió allí 2 años, ya que fue expulsado por liarse a bofetadas con uno de los profesores. A pesar de tan corta estancia, debió aprovechar bien las enseñanzas recibidas, ya que tenía fama de saber leer, expresarse muy finamente y poseer buenos modales, es decir, de ser una persona distinguida, galante y bastante cultivada.

Vistas de Madrid desde Las Vistillas | En el horizonte la Casa de Campo y la  Sierra de Guadarrama | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Vistas de Madrid desde Las Vistillas | En el horizonte la Casa de Campo y la Sierra de Guadarrama | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Al dejar los Reales Estudios, Luis Candelas se dedicó a golfear por Las Vistillas, donde se daban cita las gentes de malvivir. Allí aprendió lo necesario para dedicarse al latrocinio.

Cuentan que por esas fechas  salió triunfante de 2 duelos, uno de ellos contra Paco ‘el Sastre’, quien se convertirá después en su amigo y lugarteniente. Esta generosidad con sus rivales aumentó el respeto que se le tenía en los barrios de Madrid. Otros miembros de su banda fueron Mariano Balseiro, Juan Mérida, José Sánchez, Pablo Maestre, Leandro Postigo, Pablo Luengo y los hermanos Cusó.

Un trabajo honrado

Contrabandistas | Gustavo Doré | Grabado del siglo XIX
Contrabandistas | Gustavo Doré | Grabado del siglo XIX

Después de haber intentado, sin éxito, aprender el oficio del padre, en 1823 su madre le consiguió una plaza como agente del fisco, que ejerció en las provincias de Alicante, La Coruña y Santander. Sin embargo, unos amoríos desafortunados con una dama casada le hacen perder el trabajo.

De vuelta a Madrid, Luis Candelas se casa con Manuela Sánchez. Después vuelve a trabajar como cobrador de contribuciones en la provincia de Zamora.

Los agentes del fisco en aquella época se encargaban de vigilar para que no se pasaran mercancías ‘de matute’, es decir, de contrabando, sin pagar los impuestos obligatorios. ¡Parece que los intentos de engañar a la Hacienda Pública vienen de lejos!

Continua en:

Historia de Luis Candelas | 2 | El bandido más famoso de Madrid

Textos: Concha Ordóñez Villegas

Fotografías y selección de ilustraciones: Pepe ‘el Vaquero’


Nota de LCeL: Abrimos esta nueva sección de 'Blogueros invitados' con esta 'Historia de Luis Candelas', el bandolero más famoso de Lavapiés, que nos envian 2 vecinos del barrio de toda la vida. Si tu quieres ver publicados tus trabajos no dudes en enviarlos.