Placa de azulejos de la Calle de Tribulete | Barrio de Lavapiés | Taller de cerámica de Alfonso Ruiz de Luna de Madrid

¿Sabías que la Calle del Tribulete debe su nombre a un popular juego medieval?

'La Corrala' | Calle de Tribulete 12 c/v Calle de Mesón de Paredes c/v Calle del Sombrerete 13 | Lavapiés - Madrid | Principios siglo XX
‘La Corrala’ | Calle de Tribulete 12 c/v Calle de Mesón de Paredes c/v Calle del Sombrerete 13 | Lavapiés – Madrid | Principios siglo XX

La Calle del Tribulete, que va desde la Plaza de Lavapiés hasta la Calle de Embajadores, es una de las calles más conocidas y transitadas del Barrio de Lavapiés  del Distrito Centro de Madrid.

La Calle de Tribulete se sitúa al costado sur de las antiguas Escuelas Pías de San Fernando, en los terrenos donde se encontraba el cementerio del primer Hospital de la Corona de Aragón en Madrid, donde en 1631 fue enterrado el dramaturgo valenciano Guillén de Castro, autor entre otras obras de ‘Las mocedades del Cid’.

En el número 12 de la Calle del Tribulete se encuentra uno de los 2 edificios que forman en la actualidad el conjunto arquitectónico de la Corrala de Mesón de Paredes, construida en 1839 y conocida popularmente como ‘La Corrala’. El otro se encuentra en el número 13 de la Calle del Sombrerete. Tras el derribo del tercer edificio que cerraba la manzana, ‘La Corrala’ se muestra en todo su esplendor desde la Calle de Mesón de Paredes.

Con respecto al origen del nombre de la Calle del Tribulete, dice Pedro de Répide que “llamóse así por un juego de tribulete que había allí establecido y al que acudía una gran concurrencia”.

Pero, ¿cómo se jugaba al ‘tribulete’? No se ponen de acuerdo los diferentes autores en que consistía este juego medieval, pero la placa cerámica de la calle nos da alguna pista para investigar entre los juegos castellanos antiguos parecidos.

Placa de azulejos de la Calle de Tribulete | Barrio de Lavapiés | Taller de cerámica de Alfonso Ruiz de Luna de Madrid
Placa de azulejos de la Calle de Tribulete | Barrio de Lavapiés | Taller de cerámica de Alfonso Ruiz de Luna de Madrid

Está claro que se juega con 3 pares de piezas de madera o metal. Las 3 más grandes sirven de base a las 3 más pequeñas que se apoyan en ellas. Ahí no hay ninguna duda. El problema viene en que consistía en realidad el ‘juego del tribulete’, pues no se aprecia en la placa si los jugadores usan ‘tejos’ o ‘anillos’. Así, podemos aventurar 2 versiones como más probables:

  1. En la primera versión, el objetivo del ‘juego del tribulete’ sería tirar las 3 piezas superiores, sin tirar las 3 piezas inferiores, valiéndose de unos ‘tejos’ o trozos de teja o piedra, similares a los usados en otros juegos populares de la época.
  2. La segunda versión del ‘juego del tribulete’ consistiría en introducir unos ‘anillos’ de metal en las piezas inferiores sin derribar las superiores.

¿A cuál te apuntas?

Deja un comentario sobre este artículo