Plano de Madrid | Pedro de Texeira | 1656 | Detalle calle de San Bernardo, hoy calle del Salitre

¿Sabías qué la calle de Salitre se llamó de San Bernardo y de Baltasar Bachero?

Placa de azulejos cerámicos en memoria de Baltasar Bachero | Calle del Salitre | Lavapiés - Madrid
Placa de azulejos cerámicos en memoria de Baltasar Bachero | Calle del Salitre | Lavapiés – Madrid

La actual calle del Salitre del barrio de Lavapiés de Madrid, que comienza en la calle de Santa Isabel y termina en la calle de Valencia, se llamó primero calle de San Bernardo; luego, en 1835, recibió su actual nombre de calle del Salitre; pero en 1929 recibió el nombre de calle de Baltasar Bachero; por último, en 1967, volvió a su antigua y actual denominación de calle del Salitre.

Como podemos ver en el plano que Pedro de Texeira completó en 1656, la entonces calle de San Bernardo y hoy calle del Salitre estaba ya urbanizada casi por completo a excepción del último tramo bajando a la izquierda, donde se distingue una edificación, en el solar donde años más tarde se construyo la iglesia de San Lorenzo, y luego un terreno cercado sin edificar, cercano a la Puerta de Lavapiés o Portillo de Valencia.

La parroquia de San Lorenzo nació en 1662 como anexo para el servicio del barrio de Lavapiés de la cercana parroquia de San Sebastián de la calle de Atocha. De ella dice Pedro de Répide en su libro ‘Las calles de Madrid’ que «el 8 de septiembre de 1670 colocóse el Santísimo Sacramento en el nuevo edificio, que es el que se conserva y recibe del vulgo el pintoresco nombre de la parroquia de los Chinches.»

En esta iglesia de San Lorenzo, según Répide,  se celebraron las bodas populares más rumbosas y allí se casaron Manuel Falcó y Alvarez de Toledo, 5º duque de Fernán Nuñez entre otros títulos, y Silvia Alvárez de Toledo y Gutiérrez de la Concha, 3ª duquesa de Bivona, que residian en el palacio de Cervellón, hoy conocido como palacio de Fernán Nuñez, sede de la Fundación de los Ferrocarriles Españoles.  (Ver ’16 edificios y monumentos del barrio de Lavapiés’).

Calle del Salitre

Plano Geomérico de Madrid | Tomás López | 1785 | Detalle barrio de Lavapiés
Plano Geomérico de Madrid | Tomás López | 1785 | Detalle barrio de Lavapiés

Su nombre le viene por la Real Fábrica de Salitres de Madrid, construida entre 1778 y 1785, según el proyecto de José de la Ballina en esos terrenos del final de la calle de San Bernardo junto a la Puerta de Valencia. Le asistió Manuel de la Ballina, su hijo, autor asimismo del proyecto de la cercana Real Fábrica de Aguardientes y Naipes de Madrid (1780-1796), luego Real Fábrica de Tabacos y hoy La Tabacalera de Lavapiés. También y como Arquitecto de Rentas Reales se encargó en 1784 de la construcción de la Fábrica de Filtraciones de Lejías, que eran necesarias para la fabricación del salitre, y que se ubicaba cerca de la Puerta de los Pozos de la Nieve, hoy Glorieta de Bilbao.

Plano Topográfico de Madrid | Delineado por Pedro Lezcano y Carmona en 1812 | Publicado por Juan López | Corregido y adiccionado por Pedro Martín de López en 1835
Plano Topográfico de Madrid | Delineado por Pedro Lezcano y Carmona en 1812 | Publicado por Juan López | Corregido y adiccionado por Pedro Martín de López en 1835

La antigua calle de San Bernardo cambia su nombre al de calle del Salitre por acuerdo municipal del Ayuntamiento de Madrid del 11 de enero de 1835. Como podemos ver en el Plano Geométrico de Madrid de Tomás López de 1785, las instalaciones de la Real Fábrica de Salitres de Madrid, 2 grandes polígonos ocupados por albercas y depósitos de sal, se extendian desde el barranco de Embajadores, actual calle de Miguel Servet, hasta el Hospital General de Madrid,  hoy Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, a ambos lados de la Real Cerca de Felipe IV,  en las actuales rondas de Valencia y de Atocha, llegando hasta el paseo de Santa María de la Cabeza.

Plano de Madrid | José Pilar Morales | 1866
Plano de Madrid | José Pilar Morales | 1866

Todavía podemos ver esta fábrica en el Plano Topográfico de Madrid, delineado por el arquitecto Pedro Lezcano y Carmona en 1812, publicado por el geógrafo  Juan López y corregido y adiccionado por su heredero Pedro Martín de López en 1835. El Plano de Madrid levantado en 1866 por José Pilar Morales muestra el Barrio del Salitre, ya solo en el interior de la cerca derribada 2 años más tarde. En 1869 el Estado Español vendió el conjunto a varios particulares. La zona fue urbanizada, se abrieron nuevas calles como la de Doctor Fourquet y se crearon nuevas manzanas de viviendas. Todavía se conservan en la calle del Salitre muchos de los edificios de aquella época, aunque hoy rehabilitados.

Calle de Baltasar Bachero

Retrato de Baltasar Bachero Núñez | Calesero y vecino de Lavapiés (Madrid) | Fuente Asociación de Vecinos 'La Corrala'
Retrato de Baltasar Bachero Núñez | Calesero y vecino de Lavapiés (Madrid) | Fuente Asociación de Vecinos ‘La Corrala’

La historia del por qué del nombre de calle de Baltasar Bachero es como sigue:

El miércoles 6 de marzo de 1929, poco más allá del mediodía, se encontraba el calesero Baltasar Bachero Núñez charlando con un vecino a unos pasos de su casa de la calle del Salitre. Algo más arriba una camioneta descendía por la empinada cuesta desde la calle de Santa Isabel y se encontro con una vecina con un niño en los brazos, que cruzó sin detenerse, obligando al conductor a dar un brusco volantazo para evitar atropellarles. El vehículo descontrolado no pudo evitar dar un topetazo contra la parte trasera de un carro de cervezas, gaseosas y sifones, detenido ante una taberna y, casi seguro, sin el freno echado y sin estar atado a ningún sitio.

La mula, asustada por el impacto, se lanzó calle abajo y a la altura del cruce con la calle de la Fe, justo frente a la iglesia de San Lorenzo, había unos montones de tierra en los que jugaban unos cuantos niños. Baltasar Bachero, que no podía gritar por padecer una  traqueotomía, se lanzó a la brida de la bestia, que logró asir para ser derribado y arrollado. Sin embargo, su heroicidad y posterior atropello hicieron  que el pesado carro se desviase y se detuviese contra la pared de una casa. El heróico calesero  fue trasladado a la cercana Casa de Socorro, donde se le diagnóstico  fractura de la base del cráneo, a resultas de la que moriría 6 días después.

El cadáver de Baltasar Bachero fue trasladado a su casa de la calle del Salitre de donde partió el solemne entierro presidido por el alcalde de Madrid. Los mozos de la estación de Atocha, compañeros del finado, sacaron en hombros la caja mortuoria, depositándola en un coche de primera. Antes de cerrar el féretro, un maestro besó las manos del cadáver, representando a todos los niños de Madrid. Ese mismo año el Ayuntamiento de Madrid determinó cambiar el nombre de la calle del Salitre por el de calle de Baltasar Bachero, que mantuvo hasta 1967.

Un pensamiento en “¿Sabías qué la calle de Salitre se llamó de San Bernardo y de Baltasar Bachero?”

  1. Como familiar (nieto de la prima de Baltasar Bachero) quiero dar las gracias por no dejar que muera nunca su recuerdo y el de su hazaña.

Deja un comentario sobre este artículo