Los madrileños (1763-64) | Óleo sobre tela | Lorenzo Baldissera Tiepolo

Manolas y manolos de Lavapiés

Manolo de Lavapiés | Lámina del siglo XIX
Manolo de Lavapiés | Lámina del siglo XIX

‘Manolo’ es un vocablo de ascendencia judía procedente del Barrio de Lavapiés y era el nombre con que se bautizaba al mayor de los hijos de los judíos conversos o cristianos nuevos.

Manolas y manolos de Lavapiés, la ‘manolería’, desde la Plaza de Lavapiés se extendieron por las calles adyacentes y las transversales a éstas: calle de Tribulete, calle del Sombrerete, calle de Lavapiés, calle del Olivar, calle del Ave María y calle de la Fe.

A partir del siglo XIX a manolas y manolos de Lavapiés también se les conoce como ‘chulas’ y ‘chulos’, apodos que derivan del francés ‘chaul’ y que en castellano se traduce simplemente por muchacho.

Las ‘manolas’ y los ‘manolos’ del Barrio de Lavapiés son 1 de los 3 tipos madrileños característicos de los colectivos populares de los barrios bajos junto con las ‘majas’ y los ‘majos’, que pueblan los arrabales y son conocidos por su arrojo y buena presencia, y las ‘chisperas’ y los ‘chisperos’ del Barrio de Chamberí, así conocidos por las muchas fraguas y herrerías que había en esa zona, entonces extramuros de Madrid.

Las manolas de Lavapiés vestían con gracia y donaire y sobre ellas se preguntaba Mesonero Romanos: ¿quién no conoce el campanudo y guarnecido guardapiés, la nacarada media, el breve zapato, la desprendida mantilla y la artificiosa trenza?  Con su garbo y prestancia eran unas mujeres irónicas, descaradas  y atrevidas.

Los manolos del Barrio de Lavapiés eran hombres independientes y arrogantes que repudiaban todo aquello que no fuera lo suyo. Iban ataviados con sombrero alto en forma de punta, capote, calzón, redecilla para recoger el pelo en una coleta. Portaban encima una navaja que llevaban muy visible para amedrentar.

One thought on “Manolas y manolos de Lavapiés”

Deja un comentario sobre este artículo