Placa de azulejos cerámicos | Calle de Argumosa | Lavapiés - Madrid | Taller de cerámica de Alfonso Ruíz de Luna en Madrid

La calle de Argumosa del Barrio de Lavapiés de Madrid

Terrazas en 'La Playa de Lavapiés' | Calle de Argumosa | Madrid
Terrazas en ‘La Playa de Lavapiés’ | Calle de Argumosa | Madrid

La calle de Argumosa, desde la Plaza de Lavapiés hasta la Ronda de Atocha, es la más ancha del barrio de Lavapiés, con amplias aceras pobladas de arboles y terrazas. Debe su nombre a Diego de Argumosa, destacado cirujano conocido como ‘El restaurador de la cirugía española’.

Diego Manuel de Argumosa y Obregón, Villapresente, Cantabria, 1792 – Torrelavega, Cantabria, 1865,  ocupó durante 25 años la cátedra de cirugía en la facultad de Medicina de la Universidad de Madrid, en el cercano Hospital General de San Carlos, hoy Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Gran innovador de la ciencia médica, destacó por realizar el primer ensayo clínico español, impulsar el uso de la anestesia e introducir el éter en España en 1847.

Diego de Argumosa fue asimismo destacado político: liberal e isabelino, ingresó en el Partido Progresista, con el que llegó a ser vice-alcalde de Madrid y también diputado por la provincia de Madrid entre 1836 y 1837. Fue nombrado médico de cámara de la reina Isabel II, cargo que nunca llegó a ejercer, por voluntad propia.

Argumosa fue retirado de su cátedra por negar el origen milagroso de las llagas de sor Patrocinio, una novicia que presentaba los ‘estigmas de Cristo’ y con menos de 25 años era ya considerada una santa, incluso por la reina Isabel II, sobre la que llego a tener una gran influencia, y por el rey consorte Francisco de Asís de Borbón.

Requerido judicialmente para estudiar el caso de estas llagas, Argumosa y otros 2 colegas,  desinfectaron y trataron las úlceras de forma que en cerca de 3 semanas todas las heridas, provocadas a propósito por una sustancia abrasiva, estuvieron cicatrizadas y la novicia milagrera fue dada de alta.

Aunque la monja timadora fue desterrada a Talavera de la Reina, algunos no aceptaron que Argumosa descubriera su engaño y fue jubilado anticipadamente. Cuando se le propusó reintegrarle a su cátedra a condición de que lo solicitase formalmente, él se negó y se retiró a su tierra natal donde murió a los 72 años.

La calle de Argumosa es conocida en la actualidad como ‘Playa de Lavapiés’ y la pueblan numerosos bares y restaurantes multiculturales, reflejo del plural y diverso barrio de Lavapiés. Al principio de la calle se encuentra el Teatro Valle Inclán del Centro Drámatico Nacional que abrió sus puertas en el siglo XIX con un nombre en catalán: Lo Rat Penat.

Deja un comentario sobre este artículo