'Historia de Luis Candelas' en unas aleluyas o romances de ciego de un pliego de cordel del siglo XIX

Historia de Luis Candelas | 1 | Infancia y juventud

Placa de azulejos con Luis Candelas por C. M. Espantaleón en un establecimiento de la Calle de Santa María de Madrid
Placa de azulejos con Luis Candelas por C. M. Espantaleón en un establecimiento de la Calle de Santa María de Madrid

Luis Candelas fue uno de los bandidos más famosos que ha dado nunca Madrid, lo que es mucho decir, ya que Madrid, por su condición de Villa y Corte, siempre ha estado y está sobrada de ellos. Sin embargo, a diferencia de otros ladrones, Luis Candelas tenía muchos simpatizantes entre el pueblo llano, que le consideraba una figura justiciera que se enfrentaba a los que más poseían y repartía los bienes robados entre los pobres. Una de sus frases habituales era: “la fortuna está muy mal repartida”.

Según las crónicas, Luis Candelas era moreno, de dientes muy blancos, bien afeitado, más bien alto y delgado y con grandes patillas. Algunas fuentes añaden que tenía unos penetrantes ojos azules. Lo que se dice ‘un buen mozo’, que robaba el dinero a los ricos y los corazones a las damas.

Calle del Calvario | Barrio de Lavapiés | Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Calle del Calvario | Barrio de Lavapiés | Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Los robos de Luis Candelas se desarrollaron por lo general sin recurrir a la violencia, ya en el patíbulo, cuando lo iban a ajusticiar, presumía de no haber manchado nunca su navaja con sangre.

Luis Candelas nació en la calle del Calvario del barrio de Lavapiés de Madrid. No se sabe la fecha exacta, pero parece que fue entre los años de 1804 y 1806, recién estrenado el siglo XIX. Fue bautizado en la vecina iglesia de San Sebastián, en la calle de Atocha, donde todavía hoy se puede ver una placa con su nombre. Su padre era carpintero, bien conocido y respetado por sus vecinos.

Años de estudio y aprendizaje del oficio

Claustro del Instituto San Isidro | Calle de los Estudios | Madrid | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Claustro del Instituto San Isidro | Calle de los Estudios | Madrid | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Gracias a que su familia tenía un negocio y podían permitírselo, Luis Candelas estudió en los Reales Estudios de San Isidro, hoy Instituto de San Isidro, entre la calle de Toledo y la calle de los Estudios. Antes Colegio Imperial regentado por la Compañía de Jesús.

El pequeño Luis apenas estudió allí 2 años, ya que fue expulsado por liarse a bofetadas con uno de los profesores. A pesar de tan corta estancia, debió aprovechar bien las enseñanzas recibidas, ya que tenía fama de saber leer, expresarse muy finamente y poseer buenos modales, es decir, de ser una persona distinguida, galante y bastante cultivada.

Vistas de Madrid desde Las Vistillas | En el horizonte la Casa de Campo y la  Sierra de Guadarrama | Foto Pepe 'el Vaquero' 2015
Vistas de Madrid desde Las Vistillas | En el horizonte la Casa de Campo y la Sierra de Guadarrama | Foto Pepe ‘el Vaquero’ 2015

Al dejar los Reales Estudios, Luis Candelas se dedicó a golfear por Las Vistillas, donde se daban cita las gentes de malvivir. Allí aprendió lo necesario para dedicarse al latrocinio.

Cuentan que por esas fechas  salió triunfante de 2 duelos, uno de ellos contra Paco ‘el Sastre’, quien se convertirá después en su amigo y lugarteniente. Esta generosidad con sus rivales aumentó el respeto que se le tenía en los barrios de Madrid. Otros miembros de su banda fueron Mariano Balseiro, Juan Mérida, José Sánchez, Pablo Maestre, Leandro Postigo, Pablo Luengo y los hermanos Cusó.

Un trabajo honrado

Contrabandistas | Gustavo Doré | Grabado del siglo XIX
Contrabandistas | Gustavo Doré | Grabado del siglo XIX

Después de haber intentado, sin éxito, aprender el oficio del padre, en 1823 su madre le consiguió una plaza como agente del fisco, que ejerció en las provincias de Alicante, La Coruña y Santander. Sin embargo, unos amoríos desafortunados con una dama casada le hacen perder el trabajo.

De vuelta a Madrid, Luis Candelas se casa con Manuela Sánchez. Después vuelve a trabajar como cobrador de contribuciones en la provincia de Zamora.

Los agentes del fisco en aquella época se encargaban de vigilar para que no se pasaran mercancías ‘de matute’, es decir, de contrabando, sin pagar los impuestos obligatorios. ¡Parece que los intentos de engañar a la Hacienda Pública vienen de lejos!

Continua en:

Historia de Luis Candelas | 2 | El bandido más famoso de Madrid

Textos: Concha Ordóñez Villegas

Fotografías y selección de ilustraciones: Pepe ‘el Vaquero’


Nota de LCeL: Abrimos esta nueva sección de 'Blogueros invitados' con esta 'Historia de Luis Candelas', el bandolero más famoso de Lavapiés, que nos envian 2 vecinos del barrio de toda la vida. Si tu quieres ver publicados tus trabajos no dudes en enviarlos.

Deja un comentario sobre este artículo