Las Mayas de Madrid 2016 | Lavapiés - Centro - Madrid

Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017

Fiesta de Los Mayos de Madrid 2017 | Lavapiés - Centro - Madrid | Cartel
Fiesta de Los Mayos de Madrid 2017 | Lavapiés – Centro – Madrid | Cartel

La  Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017 se celebra el domingo 7 de mayo en las proximidades de la iglesia de San Lorenzo del barrio de Lavapiés.

Desde su recuperación en 1988 la Fiesta de Los Mayos de Madrid acoge a una abigarrada multitud deseosa de disfrutar el encanto de la más colorista y alegre tradición madrileña, hoy felizmente restablecida.

Así, resucitada la ‘Fiesta de Los Mayos’ tras un sueño de siglos, la Comisión de la Fiesta de Los Mayos de Madrid, integrada por grupos y asociaciones que trabajan de forma desinteresada, sin otra meta que la de conseguir la continuidad y el mayor auge de la celebración, se pone un año más manos a la obra. Para que llegada la primavera sea la Fiesta del Barrio de San Lorenzo, de Lavapiés y de todo Madrid.

Y de nuevo se danzarán jotas y seguidillas, de nuevo habrá dulzaina y
rondalla, flores, torraos, vino y rosquillas en la Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017 del barrio de Lavapiés.

Mayas participantes  Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017

En 2017 participan en la Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ las ‘Mayas’ de las siguientes asociaciones.

  • Peña Castiza ‘El Madroño’,
  • Asociación Cultural ‘Arrabel’,
  • Peña ‘La Simpatía’,
  • Agrupación ‘Los Castizos’,
  • Agrupación ‘El Orgullo de Madrid’,
  • Agrupación Recreativa ‘Argumosa’ y
  • Asociación Cultural ‘Viva Madrid’.

Además participan también las ‘Mayas’ invitadas de ‘El Pórtico’ de Colmenar Viejo.

Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017

Fiesta de Las Mayas 2014 | Lavapiés, Madrid | Calle del Salitre junto a la Iglesia de San Lorenzo
Fiesta de Las Mayas 2014 | Lavapiés, Madrid | Calle de Salitre junto a la Iglesia de San Lorenzo

Numerosas niñas-mayas, elegidas ya en sus agrupaciones y vecindades, se sentarán, como hace años, como hace siglos, en sus altares cuajados de flores. Mientras, en la calle, los dulces, el vino y las flores se reparten generosamente al son de jotas y
seguidillas.

Durante toda la mañana en rápida y bulliciosa sucesión, se asiste a bailes tradicionales madrileños, se recorre el barrio con la ronda, se visitan los altares y se canta y se baila en el más puro ambiente goyesco.

La Fiesta de Los Mayos de Madrid es un fiel reflejo del desenfado y la alegría del alma popular del barrio de Lavapiés. Y por eso, todos los
vecinos de Madrid pueden disfrutar de esta mañana de domingo y con su presencia engrandecer, como cada año, esta popular fiesta recuperada para todo el pueblo de Madrid.

El papel de las bulliciosas acompañantes de La Maya no es otro que el de pedir dinero a todo varón que pase por las proximidades del altar, con la conocida frase, que casi seguro se cantaba: “Echad mano a la bolsa, cara de rosa, echad mano al esquero, el caballero”. Y también: “Den para La Maya, que es bonita y galana”. Al tiempo que cepillaban al interpelado. E incluso le peinaban las más atrevidas. Y, si el interpelado no soltaba prenda, el cortejo de La Maya le cantaba con retintín: “Pase el pelado, que no lleva blanca ni cornado”.

El objetivo final de tales peticiones, y el de la misma Fiesta de Los Mayos de Madrid, era el de celebrar una alborozada merienda con lo recaudado.

Programa Fiesta de ‘Los Mayos de Madrid’ 2017

Iglesia de San Lorenzo desde la Calle de la Fe | Barrio de Lavapiés | Madrid
Iglesia de San Lorenzo desde la Calle de la Fe | Barrio de Lavapiés | Madrid

Domingo 7 de mayo de 2017

10:30 horas – Plaza de Lavapiés

  • Bailes tradicionales con ‘Arrabel’ y ‘Colmenar Canta’.
  • Baile del Rondón por todos los presentes con ‘Escuela de Dulzaina de Aluche’.

11:30 horas – Calles de la Fe, del Salitre, del Doctor Piga y de Argumosa

  • Fiesta popular con rosquillas y vinos de la Tierra de Madrid.
  • Ronda a ‘Las Mayas’ y canto de ‘Mayos’ con ‘Arrabel’, ‘Ronda de Azuqueca’ y ‘Colmenar Canta’.

14:00 horas – Calle del Salitre

  • Entrega de recuerdos y cerámicas conmemorativas.

Iglesia de San Lorenzo

  • Ofrenda floral y colaboración musical del ‘Coro de Voces Graves de Madrid’.

Significado de ‘Maya’

El apelativo ‘Maya’ se emplea, como sucede con el de ‘Mayo’, para denominar de forma indistinta los siguientes conceptos:

  • La moza o niña que posa en su altar: ‘La Maya’.
  • Cualquier moza que es rondada por los mozos, ‘Los Mayos’, durante el mes de mayo.

Los Mayos de Madrid

La ‘Fiesta de Los Mayos’ se extiende por la antigua provincia, hoy Comunidad de Madrid, como ninguna otra y es conocida a través del
amplio sector que comprende el norte, todo el oriente y algunos avances al sudoeste.

Así, en Madrid, la llegada de la primavera, además del despertar de la naturaleza, trae consigo diversas celebraciones relacionadas entre sí de forma estrecha.

Sin embargo, conviene tener presente que el término ‘Mayo’ se utiliza al respecto y de forma indistinta para nombrar los siguientes conceptos:

  • El árbol alto y esbelto que la última noche de abril es cortado y despojado de sus ramas bajas, dejándole tan solo las de la cima, la cual, entre otras cosas, es adornada con naranjas, rosquillas, flores, cintas y pañuelos. Y una vez hecho esto, ‘El Mayo’ es plantado en la plaza del pueblo, donde permanecerá como símbolo de la fiesta.
  • Las enramadas de las ventanas de las mozas, que son colgadas
    por los mozos. Así, ‘El Mayo’ en la ventana consiste en un ramaje guarnecido de flores y también, de manera ocasional, de cajas de bombones y caramelos, paquetitos de almendras confitadas amarrados por cintas de colores, pastas o dulces envueltos ‘majamente’.
  • El mozo que corta el árbol, o el que lo planta en la plaza, o el que
    coloca la enramada, o el que ronda a las mozas.
  • La canción que se dirige a las mozas en las rondas del mes de mayo, así como también a la Virgen del lugar, en la noche del 30 de abril.

La tradición de ‘Las Mayas’

'La cucaña' o 'El árbol de los Mayos' | 1816-1818 | Francisco de Goya | Alte Nationalgalerie | Berlín (Alemania)
‘La cucaña’ o ‘El árbol de los Mayos’ | 1816-1818 | Francisco de Goya | Alte Nationalgalerie | Berlín (Alemania)

Esta tradición, desconocida en la parte oriental de la provincia de Madrid, se localizaba casi en su totalidad en la occidental, teniendo recuerdo claro de la misma las localidades de Navalcarnero, Pinto, Villa del Prado y Colmenar Viejo. Incluso en esta última localidad madrileña se conserva todavía con gran pureza, se ccelebra aun cada 2 de mayo y se declaró Fiesta de Interés Turístico hace unos años .

Sin embargo, la ciudad de Madrid es el lugar donde ‘La Maya’ se celebra con más propiedad, entusiasmo y gracia.

Así, cada 3 de mayo, las vecinas de la casa, portal, patio o corrala elegían a la mocita más bella y honesta de entre las jóvenes. Y a pesar de la tradición de que ‘La Maya’ fuera jovencísima doncella, tan grande fue el influjo de esta costumbre en la capital que llegaron a asumir el simbólico papel mujeres casadas y apergaminadas viejas. Incluso hicieron de ‘mayas’ hasta damas reales, al ascender la fiesta a  a Corte.

Una vez elegida la mocita, enjoyaban con profusión su cabello, orejas y cuello. Y coronaban su cabeza con guirnaldas de flores. Además, dependiendo del lugar y la época, existen diversas descripciones de la indumentaria de ‘La Maya’. Como la de Colmenar Viejo, que a comienzos del siglo XX era vestida con saya blanca entredosada y marginada de puntillas y prendida de rosas sobre su busto,  cubriéndole los brazos y manos un lujoso mantón de Manila. Mientras que se podía contemplar a alguna de ‘Las Mayas’ de
Madrid, entre los siglos XVII y XVIII, vestida con saya de brocado
de oro y plata y, en general, echando mano de lo que se tuviese al
alcance, pues el objetivo perseguido era siempre el de engalanar a ‘La Maya’ de forma ostentosa. Como a una emperatriz.

Una vez compuesta, ‘La Maya’ se sentaba en una silla, sillón o taburete pintado de purpurina, a modo de trono, y trenzado de flores, donde posaba con la misión inexcusable de permanecer seria y sin hablar palabra, Y algunas veces de pie con los brazos abiertos haciendo la ‘Cruz de Mayo’.

El lugar donde se instalaba el ‘Trono de la Maya’ solía ser una sala baja con puerta o ventana a la calle, junto a la puerta de la casa, en esquinazos y, en ocasiones, en los atrios de las iglesias. Así, se extendía en la pared una colcha rameada y vistosa, a veces de
seda e incluso bajo doseles, y, en el suelo, una alfombra sobre la que
se colocaba una mesilla a modo de estrado, cubierta de pañuelos de
colores. Y sobre la misma se situaba la silla o trono de ‘La Maya’ y un rico guardapiés.

Otro elemento carasterístico de tan vistoso ‘altar’ era la bandeja con la que pedían ‘cuartos’ las acompañantes de ‘La Maya’. Así como una toalla y una limpiadera o escobilla con la que limpiar a los transeúntes, el búcaro o vaso de ‘agua de olor’ que sujeta en la mano ‘La Maya’ y las numerosas flores y macetas de lucidas flores y plantas.

Así, todo hace suponer que en el momento en que la Fiesta de ‘La Maya’ se identifica y confunde con la de la ‘Cruz de Mayo’, en
la que la Iglesia Católica celebra la Invención de la Santa Cruz, aparece en el centro de la colcha o telón trasero de ‘La Maya’ una cruz hecha de flores naturales y flanqueada por candelabros con velas rizadas de colores.

Incluso cuando Carlos III prohibió la ‘Fiesta de Los Mayos’, en 1769, esta siguió haciéndose incorporando en los altares, además de la Cara de Dios, el retrato del monarca y, luego y hasta su desaparición, los retratos y estampas de Fernando VII, Francisco Espoz y Mina o Juan Martín Díez ‘el Empecinado’.

Deja un comentario sobre este artículo